top of page
Search

¡Descubriendo la Relación del Arcoíris con la Llama Violeta!

Updated: Sep 5, 2023


Un hermoso arco iris

Nuestra pasión aquí en el Mundo de la Llama Violeta es compartir historias sobre la llama violeta, cómo funciona y las formas en las que cada uno de nosotros puede aplicarla en su vida para lograr la auto-transformación.


En esta entrada del blog, ¡los invitamos a unirse a nosotros y escuchar una historia sobre la llama violeta!

La lectura conduce al conocimiento, la sabiduría y la iluminación

Hace poco redescubrí un cuento en un viejo libro de clásicos infantiles. Es uno de los muchos cuentos que mi padre me leía de ese mismo libro hace años. Incluso al final de que él tuviera un largo día de trabajo, nunca se cansaba de leerme y releerme estos cuentos.


Es un recordatorio de que los padres siempre deben leer y compartir historias sanas y de calidad con sus hijos, porque están plantando semillas que florecerán de maneras profundas e inesperadas a lo largo de sus vidas.


Y ahora me gustaría compartir esta historia con ustedes. Se titula "Cómo el pinzón consiguió sus colores". Fíjense cómo la historia hace referencia a muchas de las cualidades asociadas a la llama violeta: color, luz, abnegacion, belleza y alegría.

Érase una vez...

Hace mucho, mucho tiempo, cuando sólo había unos pocos hombres en la Tierra, había muchos, muchos pájaros. Volaban por el aire y se posaban en los árboles, igual que ahora. Pero no había el destello azul del ala del arrendajo, ni el naranja brillante de la oropéndola. Todos eran del mismo color: un gris apagado, como la niebla que surge de un pantano.


No les importaba su monotonía porque nunca habían visto colores. Todo en el mundo era gris como sus propias plumas.


Entonces, una mañana ocurrió algo maravilloso. Apareció un arcoíris en el cielo. El rey de los pájaros fue el primero en verlo. Lo contempló maravillado durante unos minutos. Luego llamó a todos los demás pájaros.


"Venid pronto", cantó. "Venid a ver la maravilla del cielo".

De todos los rincones de la tierra volaron los pájaros hacia él. También ellos enmudecieron ante la belleza del arco iris.


Al cabo de un rato, el Rey de los Pájaros tuvo un pensamiento feliz.


"Si tuviéramos colores tan hermosos, cuánta alegría podríamos dar a los hombres, a las mujeres y a los niños de la Tierra. Volaré hasta ese arco luminoso y les traeré los colores". Luego, dirigiéndose al pájaro más cercano, le preguntó: "¿Qué color quieres?".

"Quiero verde", chirrió el pájaro, que resultó ser un loro.

"Quiero naranja", cantó otro.

"Quiero rojo brillante", dijo un tercero.


El Rey de los Pájaros regresando del arco iris

El Rey de los Pájaros se fue volando hacia el final del arco iris. Pronto volvió con el verde. Luego trajo el naranja y el rojo y todos los demás hermosos colores. Pronto dejó de haber un arco luminoso en el cielo, pero los pájaros volaban con sus hermosos colores.


Sólo un pajarillo seguía luciendo sus opacas plumas grises.


"Ven aquí, pequeño pinzón", pidió el Rey de los Pájaros, fijándose en el triste pajarillo. "¿Por qué sigues de color apagado?"


"Estaba esperando mi turno", dijo el pinzón. "Pero ahora todos los colores han sido escogidos, así que supongo que tendré que ser gris el resto de mi vida".


"Claro que no", respondió el Rey de los Pájaros. "Quédate aquí a mi lado". Luego llamó a los demás pájaros, que empezaban a volar.


"Vuelvan", cantó. "Aquí está el pequeño pinzón sin una sola pluma brillante. Fue tan desinteresada que no exigió su parte, mientras todos los demás cogían lo que querían. Dale un poco de tu verde", le dijo al loro. El loro se quitó algunas de sus plumas verdes y se las dio al pinzón.


"Ahora un poco de tu naranja", le dijo a la oropéndola, "y un toque de tu rojo brillante", le dijo al mirlo de alas rojas.


Un poco avergonzados de su egoísmo, los pájaros se agolparon alrededor del pinzón y le dieron parte de sus encantadores colores. Pronto el pinzón fue el pájaro más bonito de todos. Los demás sólo tenían uno de los colores que había traído el Rey, pero ella estaba vestida con toda la belleza del arco iris.

Un hermoso pinzón

Parece que hay muchas historias y canciones sobre el arcoíris.¿Por qué será?Quizá una de las razones sea que el arcoíris ilustra nuestra relación con Dios, como se ve en la hermosa imagen de abajo.

Una imagen de tu Ser Divino - ¡quién eres en realidad!

Centrémonos en las esferas de colores del arcoíris de esta ilustración. En la literatura esotérica, estas esferas suelen denominarse el cuerpo causal.

Las esferas coloridas de tu cuerpo casual

Cada uno de nosotros tiene un cuerpo casual. Está formado por hermosas esferas concéntricas de luz pulsante y centellea con el potencial ilimitado del Espíritu. Su cuerpo causal es totalmente único porque está compuesto por las energías que personalmente han puesto en movimiento en todas sus vidas.


Cada una de estas siete hermosas esferas denota un aspecto diferente de conciencia superior en el que su alma ha habitado y se ha convertido, en algún momento y lugar de su evolución. Los colores puros del cuerpo causal reflejan los colores puros de los siete chakras, porque cualquier energía que haya sido debidamente cualificada (es decir, expresada) en cualquiera de sus siete chakras asciende inmediatamente a su cuerpo causal.

Llama violeta para la auto-transformación


Todo lo bueno que hagan -o hayan hecho alguna vez- en amor puro, paz y armonía se eleva a su cuerpo causal. A medida que usan la llama violeta para transmutar (es decir, cambiar) el karma negativo, esa energía también va automáticamente allí.

De hecho, la llama violeta es la herramienta de máxima autoayuda. Puede transformar su pasado y su presente, lo que a su vez puede influir favorablemente en su futuro.


Continuamente están construyendo su cuerpo causal en el cielo, y su luz está siempre en aumento. Podrían llamarlo su cuenta bancaria cósmica, su tesoro personal almacenado en el cielo. Cuando aprovechan la energía de su cuerpo causal, se libera para ustedes como bendición, generosidad, sabiduría, luz, amor y dirección.


Todo lo que hacen en su profesión, su hogar y su vida entera determina cómo están construyendo ese cuerpo casual. No importa qué tipo de trabajo hagan. Importa que lo hagan con amor y un corazón de paz. Y a medida que desarrollen maestría en uno de los siete rayos a través de su trabajo y servicio, aumentará la esfera correspondiente de su cuerpo causal.


Nos gustaría dejarlos con una canción sobre el arco iris. La canción se titula The Rainbow Connection (La conexión del arcoíris) y es rica en simbolismo y elevación. Al igual que la llama violeta, esperamos que también los eleve y los inspire.



Hasta la proxima...

Pájaros volando en una "formación de corazón" temprano en la mañana

Créditos


"How The Finch Got Her Colors" (Como consiguió el pinzón sus colores) del libro Stories that Never Grow Old (Historias que nunca envejecen)- Editado por Watty Piper - Platt and Munk


Imagen del Ser Divino - cortesía de SU Press


Canción - The Rainbow Connection (La conexión del arcoíris). Música y letra escritas por Paul Williams y Kenneth Ascher. Interpretada por Richard y Karen Carpenter

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page