top of page
Search

El Mago de Oz – Una Aventura Espiritual Parte 3 – No Hay Ningún Lugar Como el Hogar


Home (Hogar) = OM!

¡Bienvenido a la tercera y última parte de esta serie de blogs sobre El mago de Oz: una aventura espiritual!


En la parte 2 de esta serie, quizás recuerdes que Dorothy recibió un sabio consejo de Glinda del norte. Además, descubrió y comenzó a ensamblar tres partes importantes y simbólicas de sí misma (la sabiduría, el espantapájaros, el amor, el hombre de hojalata, y la valentía, el león) que necesita para el viaje de regreso a casa.


Dorothy no está segura de lo que encontrará en su aventura, pero tiene mucha fe de que si sigue el camino amarillo la llevará a casa.


Muchos de ustedes pueden reconocer los paralelismos con su propia vida. Sabemos que queremos regresar a casa, nos han brindado ayuda y orientación y ahora estamos listos para poner en práctica lo que hemos aprendido.


En las primeras etapas del viaje, a menudo encontramos que el sol brilla, el viento está a nuestra espalda y ¡tenemos un gran impulso!

Un estudiante comienza su viaje en el camino espiritual

Sin embargo, más adelante el terreno se vuelve más escabroso. ¿Alguna vez has ido de excursión por las montañas y, a medida que avanzas en altitud, el aire empieza a ser más fino y empiezas a ver cada vez menos gente por el camino? Además, puede que te duelan las piernas y veas posibles nubes de tormenta en el horizonte. En esos momentos, existe una tendencia muy real a querer volver montaña abajo (o al menos a no seguir avanzando) en lugar de mantener el rumbo y ¡llegar a la cima!

Dorothy Gale, el Hombre de Hojalata y el Cuervo del Miedo

Pero Dorothy, siente peligro en “leones, tigres y osos (¡oh Dios mío!)”. Incluso los árboles a veces adquieren un aspecto sombrío y amenazador. Y, por supuesto, la malvada bruja del Oeste continuamente está monitoreando y oponiéndose al progreso de Dorothy en el camino a casa.


Entonces, ¿dónde está este hogar al que Dorothy está tratando de llegar y por qué parece haber tanta dificultad para llegar allí? Para empezar, la respuesta está incrustada en la palabra hogar: ¡OM!

El símbolo sánscrito para el OM (AUM)

En Sánscrito, la palabra OM o AUM a menudo se traduce como Fuente, Divina o Suprema. Las palabras Amén o “YO SOY” (es decir, el nombre de Dios) se pueden considerar como contrapartes en inglés de la palabra AUM.


No es de extrañar que el viaje de Dorothy tenga tanta oposición: ella está en el viaje más grande de todos: ¡el de llegar a casa con Dios!


También se sabe que al dar el AUM se libera la llama violeta. ¡Y cuando das la llama violeta constantemente, sentirás como si el sol (sun, es decir, el Hijo –Son–) brillara; el viento estuviera a tu espalda y tuvieras un mayor impulso a lo largo del viaje llamado vida!


¡Puedes dar el mantra “AUM” con el siguiente video y experimentar la liberación de la alegría y la paz de la llama violeta que lo acompaña!


Una vez que Dorothy y sus compañeros llegan a la Ciudad Esmeralda, pronto descubre que ninguna “cosa terrenal”, como un mago detrás de una cortina o un globo aerostático, puede llevarla a casa.


Es en este momento que Glinda reaparece de un orbe de luz de color violeta y le da una última enseñanza a Dorothy. Glinda le dice a Dorothy que tenía todo lo que necesitaba para llegar a casa desde el principio, solo necesitaba aprender y experimentar por sí misma.


Esta es una parte muy esclarecedora e importante de la historia, por lo que incluimos tanto el extracto del video como la parte del guion de la película a continuación.


Dorothy: Oh, ¿me ayudará? ¿Puede ayudarme?


Glinda: No necesitas que te ayude. Siempre tuviste el poder de volver a Kansas.


Dorothy: ¿En serio?


Espantapájaros: Entonces, ¿Y se lo dice ahora?


Glinda: Antes no me hubiera creído. Debía aprenderlo por sí misma.


Hombre de hojalata: ¿Qué has aprendido, Dorothy?


Dorothy: Bueno, yo…creo que es, que no era suficiente solo querer ver al tío Henry y a la tía Em... y es que... si alguna vez quiero conseguir un deseo de mi corazón, no debo ir hacerlo lejos de mi propia tierra porque, si no ocurre allí, ¡menos lo conseguiré fuera de ella! ¿No es cierto?


Glinda: ¡Así es!


Espantapájaros: ¡Es muy sencillo! Yo pude haberlo pensado por ti.


Hombre de hojalata: Y yo pude haberlo sentido en mi corazón.


Glinda: No. Debía descubrirlo por sí misma. ¡Ahora, los zapatos mágicos te llevarán a casa en dos segundos!


Para concluir, una pequeña visión del adorable y omnipresente compañero de Dorothy que estuvo con ella durante todo el viaje: su perro Toto.

Dororthy Gale y Toto

El nombre de Toto es la palabra "to" dos veces y la palabra "to" significa (en inglés) expresar movimiento en la dirección de un lugar en particular o acercarse o alcanzar una condición en particular.


Podrán recordar también que el gran pintor renacentista Pablo el Veneciano y otros maestros de su tiempo incluyeron un perro en muchas de sus mejores pinturas. En estas obras de arte, el perro simbolizaba al observador (es decir, a nosotros), así como la lealtad y la fidelidad.


¡Que siempre recordemos y honremos los lugares en los que hemos estado y tengamos gran lealtad y fidelidad al Hogar hacia el que caminamos!


Hasta la proxima vez...

Un pajarito azul feliz

Encuentra otros blogs de llama violeta que disfrutarás aquí.


Créditos:

Foto de excursionista en las montañas: SU Press

Foto del hombre de hojalata, Dorothy y el espantapájaros: J. Vaughan, Flickr

Grabación del sonido del OM: SU Press

Recent Posts

See All

Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
bottom of page