top of page
Search

La Dicha del Perdón - ¡Encontrar el Perdón con la Llama Violeta!


Una mujer joven en meditación o postura de yoga dando un mantra de llama violeta

¿Has oído alguna vez la expresión "Mantén cerca a tus amigos y más cerca a tus enemigos"? Lo normal es pensar en esta expresión en tiempos de guerra, en la política, en los negocios o en algún otro drama de la vida en el que hay mucho en juego. Hace años, un fin de semana, descubrí que, sin saberlo, estaba participando en un drama similar, en el que tenía buenos amigos cerca (es decir, buen karma), pero un "enemigo" (es decir, mal karma) aún más cerca.


El ejercicio de las flores

La historia comienza cuando acepté ayudar a organizar y participar en un seminario de fin de semana. Asistió un gran número de personas, entre ellas buenos amigos, otros que no conocía y mi "enemigo". Mi papel en el seminario consistía en dar la bienvenida a la gente al fin de semana, ayudar con sus necesidades, ayudar con la música y participar cuando la oportunidad lo permitía.


Casi al final del seminario, uno de los presentadores del taller invitó a todos los asistentes a participar en un "ejercicio floral". La presentadora acababa de hablarnos de Kuan Yin, un ser celestial conocido por sus cualidades de perdón, misericordia y compasión. También aprendimos que la orquídea es una flor asociada con Kuan Yin y que trabaja estrechamente con nosotros mediante el uso de la llama violeta.

¡Una orquídea es una flor que simboliza tanto el perdón, la misericordia y la llama violeta!  Community Verified icon

El presentador hizo traer muchas orquídeas a la sala e invitó a cada participante a acercarse de uno en uno y elegir una orquídea. Una vez que todos tenían una orquídea, podían elegir a otra persona de la sala para dársela. El ejercicio debía continuar hasta que todos sintieran que habían interactuado con todas las personas con quien se sentían llamados a interactuar.


Mi tarea durante este ejercicio era bajar las luces, poner música reflexiva, etc.  Para ser sincero, lo agradecí porque me parecía demasiado "sensiblero" y no quería participar. También me di cuenta de que al principio el ejercicio era como un baile de instituto en el que todos los chicos populares bailan (es decir, reciben una flor) mientras los menos populares observan en silencio desde un lado de la sala.


El destino quiso que el presentador se acercara y me invitara a participar en el ejercicio. A regañadientes, pero obediente, recibí mi orquídea y rápidamente se la regalé a alguien con quien tenía un estrecho vínculo. Y como el chico menos popular del baile, pronto descubrí que no tendría otra orquídea que regalar hasta que alguien viniera y me regalara una.  Finalmente, recibí una orquídea de otra persona, así que volví a tener otra para regalar. Esta vez, miré la habitación con más atención. Me fijé en mi "enemigo", una persona que no me caía especialmente bien y que sabía que sentía lo mismo por mí. Los dos teníamos resentimientos hablados y no hablados hacia el otro. Era algo que llevaba muchos años sin resolverse (¿vidas?).


Por alguna razón, ese día decidí acercarme a ese individuo y regalarle mi orquídea. Uno no pensaría que esto fuera algo particularmente difícil de hacer, pero mis pasos se sentían pesados y tenía un nudo en el estómago. No dije ni una palabra mientras miraba a mi "enemigo" y le tendía la orquídea. Al principio, no hubo reacción ni reconocimiento. Pero, de repente, el no reconocimiento se convirtió en sonrisa, lágrimas y aceptación. De hecho, el individuo se levantó y me abrazó y de alguna manera supe que el "hechizo se había roto".  Años después, sigo viendo a esta persona de vez en cuando y puedo decir sinceramente que se ha producido una curación entre nosotros.


Encontrar el perdón a través de la Llama Violeta

Una mujer joven dando un mantra de llama violeta para pedir perdón

La mayoría de nosotros tenemos un "enemigo" que necesita perdón: un familiar, alguien del trabajo o de la escuela, y a veces incluso nosotros mismos.


Hay un dicho:  Todo el mundo comete errores, ¡por eso hay gomas de borrar en las puntas de los lápices!


La llama violeta puede considerarse una goma de borrador cósmica. Y una de las formas en que funciona esta increíble "goma de borrar" es enviando misericordia y perdón a cualquiera que hayas herido o que te haya herido. Puedes dar el siguiente mantra mientras imaginas una gran llama violeta borrando cualquier herida que tengas con otra persona.


YO SOY el perdón aquí actuando,

Arrojando las dudas y los temores,

La Victoria Cósmica despliega sus alas

Liberando por siempre a todos los hombres


YO SOY quien invoca con pleno poder

En todo momento la ley del perdón;

A toda la vida y en todo lugar

Inundo con la Gracia del perdón


También puedes dar este mantra de la llama violeta con cualquiera de los dos vídeos siguientes. El primer video es introductorio y devocional. El segundo video es muy parecido a una locomotora, el decreto o mantra de la llama violeta comienza lentamente y luego empieza a acelerar y tomar impulso.


Cuando empieces a memorizar las palabras puedes cerrar los ojos y visualizar la llama violeta a tu alrededor y alrededor de otros que necesitan perdón. Recuerda, ¡sólo puedes crear lo que visualizas!


Mantra de la Llama Violeta para el perdón


Hasta la proxima...

¡Una joven pareja aprende el poder del perdón a temprana edad!

Perdon con suavidad



Recent Posts

See All

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page